Teletrabajo: ventajas e inconvenientes

Internet ha cambiado la forma de trabajar. La posibilidad de poder intercambiar datos en pocos segundos con alguien que esté en las antípodas ha abierto muchas puertas. Una de esas puertas es la opción de trabajar desde casa para muchos trabajadores.

Yo soy uno de ellos. Actualmente trabajo para Ericsson, en la oficina de la delegación norte de España. Mi trabajo lo hago al completo utilizando un ordenador, y utilizando la red interna de Ericsson. Gracias a Internet, puedo conectarme a la red interna de Ericsson desde mi casa y trabajar prácticamente como si estuviera en la oficina.

No suelo hacerlo. Son mis primeros meses de trabajo y me gusta estar en la oficina para poder hablar con mis compañeros y que todo sea más sencillo. Además, como soy un “novato”, pregunto muchas cosas y es para mí mucho más cómodo estar allí y que puedan explicármelas en persona.

Pero el miércoles pasado, al mirar por la ventana poco después de despertarme, vi que estaba todo cubierto de nieve. Era temprano y me fui a la oficina. No tuve problemas para llegar, hice el viaje rápido, pero nevaba y no era muy seguro moverse en coche. Las previsiones para el jueves y el viernes eran de más nieve, por lo que el miércoles decidí llevarme el portátil a casa y teletrabajar los dos días siguientes.

Teletrabajo: ventajas e inconvenientes

Vistas desde la ventana de mi oficina el día de la primera nevada.

No soy el más experimentado con el teletrabajo. Pero tras haberlo probado unos días y sabiendo también las experiencias de algunos amigos, puede hacerme una idea clara sobre el tema. A continuación te cuento lo que yo creo que son las ventajas y los inconvenientes del teletrabajo.

Ventajas del teletrabajo

Estas son las ventajas que yo veo, tras haber teletrabajado unos días:

  • Ganas tiempo.  En mi caso, una hora al día, ya que mi viaje a la oficina desde que salgo de mi casa hasta que me siento en mi silla es de 30 minutos, más o menos. A la mañana, esa media hora de diferencia puedo utilizarla para dormir más, o para empezar a trabajar antes y terminar antes, si el trabajo del día lo permite. En cualquier caso, no importa para que la use, tengo media hora más de tiempo a la mañana, y otra media hora a la tarde.
    Y mi viaje es de 30 minutos, pero conozco a varias personas que tardan una hora entera en su viaje al trabajo. Esto significa ganar dos horas de tiempo en un solo día, por trabajar en casa. En dos horas puedes ver una película, o utilizarlas para hacer deporte. Si sumas esas horas en toda la semana hacen 10 horas en total, del lunes al viernes. En 10 horas puedes leer un libro, si no es demasiado largo.
    Cada uno puede utilizar esas horas para lo que quiera. Pero el hecho de ganar tiempo me parece una gran ventaja, el tiempo es el recurso más valioso que tenemos en la vida.
  • Ahorras dinero. Yo voy a la oficina en coche la mayoría de los días, y el resto de días en tren. Si voy en tren, entre ida y vuelta me gasto cerca de 4€, y si voy en coche la gasolina correspondiente suele ser más que eso. No es gran cosa, pero sumándolo muchos días, puede ser una gran diferencia.
    Además del viaje, hay otros gastos como la comida. En mi caso me llevo la comida de casa, ya que en la oficina hay un pequeño comedor con un par de microondas. Pero mucha gente come menús del día en restaurantes, a un precio de unos 10€. En estos casos comer en casa sí que puede suponer un ahorro más importante, aunque también es cierto que tienes que prepararte tú mismo la comida, y comiendo en restaurantes no.
  • Comodidad. Trabajar en casa puede ser más cómodo que en una oficina en muchos aspectos. El primero es la ropa. Puedes trabajar con la ropa que te resulte más cómoda, por ejemplo en pijama. Sobre todo si en el lugar donde trabajas te exigen llevar camisa, zapatos o lo que sea, este puede ser un gran punto a favor. Para mí, el pijama es más cómodo que una camisa.
    Otro aspecto es la temperatura. Yo por ejemplo suelo tener calor con facilidad, y en la oficina según avanzan las horas del día hace cada vez más calor. En pleno invierno y con mis compañeros abrigados con sus jerseys, no serviría de mucho pedir abrir las ventanas o poner el aire acondicionado. Hay momentos en los que tengo calor, y esto no es cómodo para trabajar. Sin embargo, en casa puedo hacer lo que quiera. Quitarme la camiseta, abrir la ventana, o si tengo frío ponerme toda la ropa quiera.
  • Libertad. En mi caso tengo que trabajar a unas horas concretas, porque dependo de las tareas de otras personas y no me queda más opción. Pero si el trabajo fuera de otro tipo y no tuviera que depender del trabajo de otras personas en tiempo real, podría organizarme el tiempo como yo quisiera con total liberta. A lo mejor incluso podría trabajar más horas de lunes a jueves, y tomarme el viernes libre.
    También hay un caso menos improbable pero más interesante. Supongamos que no necesitas aparecer por la oficina durante dos meses, por ejemplo. Y que tampoco necesitas una conexión a una red interna (como yo a la de Ericsson), sin la cual te sea imposible trabajar. En este caso, perfectamente podrías irte esos dos meses al lugar del mundo que quisieras, trabajar ahí y aprovechar el tiempo libre para hacer turismo. Este caso es más complicado, porque además de la libertad de teletrabajar, tu situación económica y personal te lo tiene que permitir también. Pero estamos hablando de trabajo, y poder teletrabajar te ofrece esta libertad.

Inconvenientes del teletrabajo

Por desgracia, no todo son ventajas. Estos son los posibles inconvenientes del teletrabajo:

  • Productividad. Para mí esto no es un problema, los días que he trabajado en casa he sido incluso más productivo que en la oficina. Pero es posible que haya gente que, sin estar en el ambiente de trabajo de la oficina, tenga más problemas para trabajar durante horas. En ese caso, teletrabajar puede convertirse en un problema grave en lugar de en una opción con ventajas.
  • Soledad. Trabajar junto con los compañeros, poder hablar y socializar es una gran ventaja de trabajar en una oficina. Si teletrabajas y estás solo en casa, a la larga puede pasarte factura ya que vas a pasar muchas horas trabajando sin compañía. Sobre todo si el trabajo, o partes de él, se te hacen duras, la compañía puede ser una gran ayuda.
  • Trabajo en grupo. Si tu trabajo requiere mucha interacción con tus compañeros, teletrabajar puede ser una gran traba. Normalmente, si el trabajo en grupo es importante, estar en la oficina es indispensable. En estos casos es improbable que tengas la opción de teletrabajar, salvo en días puntuales.
  • Imposible en muchos trabajos. En muchos tipos de trabajo, teletrabajar es una opción imposible. Muchos trabajos requieren la presencia física del empleado, como por ejemplo el de panadero, camarero, médico, conductor de autobús/tren, cadena de montaje… Y otros muchos. Esto no es un inconveniente del teletrabajo en sí, ya que en esos casos directamente no existe la posibilidad, pero me ha parecido importante mencionarlo en este apartado.

Conclusión

Tener la libertad de poder teletrabajar puede ser una gran ventaja si sabes cómo gestionarlo. Además, teniendo en cuenta que para muchos tipos de trabajo ni siquiera existe esa posibilidad, la hace todavía más valiosa.

Creo que en el futuro será cada vez más común que los trabajadores de oficina y otros trabajadores que puedan hacerlo, teletrabajen. Haciéndolo de la forma correcta, puede suponer ventajas tanto para el propio empleado/trabajador, como para la empresa.

¿Y tú? ¿Teletrabajas o lo has hecho alguna vez? ¿Te ha resultado positivo o negativo? Si sabes alguna ventaja o inconveniente que no esté en este post, me gustaría que me la contaras en los comentarios ;).


¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo! Si tienes cualquier pregunta o duda acerca del post, escribe un comentario y te contestaré lo antes posible. Si quieres saber más o quieres sugerirme que escriba un post sobre cualquier tema relacionado, puedes hacerlo dejando un comentario o contactarme en mi correo electrónico: contacto@egoitzalonso.com. ¡Gracias por leer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies