El dinero no te hace rico

Hace tiempo leí un artículo muy interesante acerca de los ex jugadores de la NBA. En él, se explicaba un dato que a mí me llamó muchísimo la atención: el 60% de los ex jugadores NBA se arruina después de 5 años (o menos) desde su retirada (puedes leerlo aquí). Este dato me reafirmó en mi opinión de que el dinero no te hace rico.

Deportistas de élite retirados y ganadores de lotería

Son muchas las historias que se conocen acerca de deportistas de élite retirados que pierden todo su dinero, y se ven obligados a trabajar o buscarse la vida de la forma que sea. Hay algunos ejemplos en el artículo sobre la NBA que he mencionado, pero pasa a muchos otros: futbolistas, tenistas, golfistas…

También he leído más de un caso sobre ganadores de lotería. Gente pobre o de clase media que repentinamente obtiene una gran cantidad de dinero… Y consigue que se esfume en pocos años, o incluso en meses.

Casi todos los casos parecidos sobre los que he leído tienen características comunes. Mantienen un nivel de vida por encima de sus posibilidades… Y cuando se corta el grifo de los ingresos, gastan todo su dinero manteniendo ese nivel de vida hasta que se quedan sin recursos. La mayoría llevan una vida de lujo, ocio, fiestas, alcohol, drogas, apuestas y/o demás vicios y derroches. Dejar de lado esa vida de repente no resulta sencillo, a juzgar por como terminan todos ellos: sin dinero.

¿Por qué les pasa esto? Derrochan su dinero sin pararse a pensar en las consecuencias, en lugar de utilizarlo de forma inteligente y asegurar su futuro. Yo, si recibiese de repente pongamos 1 millón de euros, creo que haría algo similar a esto: comprar por ejemplo 5 pisos y alquilarlos, para que generen ingresos cada mes. Probablemente, esto supondría poder dejar de trabajar y seguir llevando un nivel de vida similar al anterior. Sin embargo, muchas de esas personas que se arruinan tienen unas cantidades de dinero muchísimo mayores al ejemplo que he puesto. Queda claro que la cantidad de dinero no garantiza nada.

Ser rico es más una cuestión de cabeza que de cartera

Gestionando correctamente 1 millón de euros puedes dejar de trabajar y llevar un estilo de vida normal, sin preocuparte por no tener un sueldo. Sin embargo, no gestionando en absoluto ya sea 1 millón, 10 millones o 100 millones (como algunos ex jugadores NBA), se puede ir todo al garete más o menos rápido. La clave no es la cantidad de dinero, sino cómo se utiliza.

La gran mayoría de los mortales nunca recibiremos de repente 1 millón de euros ni ninguna cantidad que se le acerque. No llegaremos a ser ricos, por mucho que diga que la cantidad de dinero no sea la clave para ello. Pero todo lo que he comentado hasta ahora con esas cifras enormes, puede aplicarse también a cantidades de dinero más normales para el común de los mortales.

Gestionar correctamente tu dinero puede marcar una gran diferencia

Voy a hacer ahora otra suposición muchísimo más realista que la anterior. Pongamos que recibo de repente la cantidad de 60.000€, por ejemplo, ya sea por una herencia o por lo que sea, la razón no importa. Este es un hecho que no es tan descabellado, no pasa todos los días pero perfectamente puede pasarnos a cualquiera a lo largo de nuestras vidas. Bien, ¿qué harías si recibieras de repente 60.000€?

Yo seguiría mi misma estrategia que en el ejemplo del millón de euros. Obviamente en este caso no podré dejar de trabajar, ni muchísimo menos, pero intentaría conseguir unos pocos ingresos extra. ¿Cómo? Poniendo un ejemplo sin pensar demasiado, buscaría un piso barato en algún sitio, lo compraría y lo pondría en alquiler. Un piso de una sola habitación por ejemplo, en un sitio con precios razonables. Si necesitase algo más de dinero para poder comprarlo, lo pondría de mi bolsillo si pudiera, o pediría un pequeño crédito.

Supongamos que del alquiler de ese piso podría obtener 150€ mensuales de beneficio limpio. Esto es el mismo ejemplo del millón de euros, pero a mucha menor escala. Ese dinero no es gran cosa, pero pueden ser 1.800€ al año que no vienen nada mal para poder permitirte unas mejores vacaciones (o simplemente unas vacaciones). O pueden ser también una gran ayuda para algún momento de flaqueza económica.

Otra opción para esos 60.000€ es gastárselos, como los ex NBA gastan sus fortunas. Invitar a tus amigos a una cena y posterior fiesta por todo lo alto, pegarte unas vacaciones a todo trapo con hotel de 5 estrellas y alquiler de yate incluidos, y comprarte un coche que siempre habías querido. Haciendo esto o cualquier otra cosa similar, puedes gastarte el dinero en un mes o dos perfectamente. Y tras ese mes o dos, estarás en la misma situación que antes, con un coche mejor eso sí, pero que te supondrá también más gastos que uno más modesto, y con unas vacaciones para contar a toda tu descendencia (que te quiten lo bailao).

La diferencia es que, como con esos 60.000€ no te llega para dejar de trabajar, puedes gastártelos y luego seguir más o menos igual. No te vas a quedar en la ruina. Pero en mi opinión, es mucho mejor invertirlos y que te generen un beneficio como en el ejemplo que he puesto, que derrocharlos de repente. Al fin y al cabo, si haces esto, en cualquier momento puedes vender el piso, recuperar tus 60.000€ o una cantidad aproximada, y gastártelos. En el caso contrario, no puedes dar marcha atrás.

Cuesta demasiado conseguir tu dinero como para no utilizarlo de forma inteligente

Los ejemplos que he puesto con el millón de euros y los 60.000€ no son los únicos momentos en los que hay que pensar cómo gestionar tu dinero. Si utilizas tus ingresos habituales de forma inteligente, tu economía lo va a notar. No realizar gastos absurdos y destinar la mayor cantidad que puedas permitirte para activos que te generen ingresos, son dos consejos muy generales pero a la vez muy valiosos.

Alguien que gane el doble de dinero que tú, pero a cambio se compre un coche el doble de caro, ropa el doble de cara, una casa el doble de cara con la correspondiente hipoteca con el doble de cuota mensual… Se verá en problemas prácticamente idénticos a los tuyos si pierde su trabajo y por lo tanto sus ingresos. Esto es otra forma de volver a repetir que no importa tanto la cantidad de dinero, sino qué se hace con él. Si lo utilizas mal, por mucho que tengas te verás en problemas. Si lo utilizas bien, por poco que tengas obtendrás beneficios. Merece totalmente la pena que gestiones activamente tus finanzas y te eduques en este tema.


 

¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo! Si tienes cualquier pregunta o duda acerca del post, escribe un comentario y te contestaré lo antes posible. Si quieres saber más o quieres sugerirme que escriba un post sobre cualquier tema relacionado, puedes hacerlo dejando un comentario o contactarme en mi correo electrónico: contacto@egoitzalonso.com. ¡Gracias por leer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies